Visit Tampa Bay
Capítulo
1
2
3
Compartir
back
Ciudad de Ybor: Pasado, Presente y Futuro
Capítulo
Compartir

Ciudad de Ybor: Pasado, Presente y Futuro

La comunidad cubana de Tampa Bay mantiene su espíritu en alto a través de historia, familia y crecientes conexiones con Cuba

Por Darin Klahr

Desplazarse hacia abajo
Los gallos recorren Tampa, el distrito de la ciudad de Ybor de la Florida

La gente viene aquí para estar en contacto con otros cubanos.

Vibrantes murales y edificios históricos iluminan Ciudad de Ybor.

Vibrantes murales y edificios históricos iluminan Ciudad de Ybor.

El sonido de conversaciones reverbera por el comedor de La Teresita, voces que se alzan sobre música cubana y el tintineo de platos al servirlos. El comedor, con paredes de color caléndula y sol brillante entrando por las ventanas, está lleno esta tarde de sábado cuando una parte de la comunidad cubana de Tampa Bay se reúne para comer, escuchar música y, sobre todo, socializar.

Estoy aquí para reconectarme con mis raíces cubanas, y no estoy solo.

Vibrantes murales y edificios históricos iluminan Ciudad de Ybor.

La gente viene aquí para estar en contacto con otros cubanos.

En los restaurantes de West Tampa y Ciudad de Ybor—desde las cenas de bienvenida en La Teresita, al modesto edificio de estuco blanco de La Tropicana Café, a las tablas a lo largo de los coloridos murales de Arco Iris—se cuentan historias de los viejos tiempos y se disfruta de café con leche.

Caminar por estos lugares es sumergirse en la cultura y costumbres de Cuba; un rincón de La Habana en los Estados Unidos. Para muchos, ésta es un área que evoca el calor del hogar.

“La gente viene aquí para estar en contacto con otros cubanos”, dice Luis Pedraza, gerente de La Teresita. “No tienen prisa; se pasan horas conversando. La comunidad siempre ha sido muy unida y así es como se reúnen”.

Pienso en este enfoque en la comunidad cuando más tarde camino las históricas calles de Ciudad de Ybor al atardecer—las animadas conversaciones rebalsando de los frentes de las tiendas y siguiéndome hacia el espacio abierto—explorando los fuertes lazos que Tampa Bay comparte con la isla vecina, a 70 minutos por avión hacia el sur.

La escena de la cerveza artesanal de Tampa se ha vertido en Ybor City

La Ciudad de Ybor nació de fabricantes cubanos de cigarros puros que se trasladaron con sus fábricas en la década de 1880.

Líe puros cubanos en la forma tradicional

Líe puros cubanos en la forma tradicional.

Como en casa

Aunque no nací en Cuba, puedo detectar las influencias de su radiante cultura de música y comida en todos los lugares que visito en Ciudad de Ybor: En los históricos edificios y residencias; en los restaurantes llenos de conversaciones y música; en los aromas de humo de cigarros puros, café recién preparado y especias españolas; y en los bien identificados sitios históricos que celebran la conexión de Tampa Bay con Cuba.

Para aquellos que dejaron el país en el último medio siglo, la arquitectura a través de Ciudad de Ybor—las calles empedradas, casitas preservadas y abundantes tiendas de cigarros puros—traen de vuelta los recuerdos. Mientras que las viejas fábricas de cigarros puros han sido en su mayoría convertidas en tiendas, espacio para oficinas o restaurantes, una caminata por la Avenida 7 puede transportarle a tiempos pasados.

Líe puros cubanos en la forma tradicional

La Ciudad de Ybor nació de fabricantes cubanos de cigarros puros que se trasladaron con sus fábricas en la década de 1880.

La Ciudad de Ybor nació de fabricantes cubanos de cigarros puros que se trasladaron con sus fábricas en la década de 1880. Pronto se convirtió en un enclave revivido por la floreciente comunidad cubana que mantuvo fuertes lazos y amor hacia su tierra natal.

“Cada vez que siento nostalgia por mi país, voy a Ciudad de Ybor”, dice Pedraza, quien nació en Cuba. “Es la atmósfera, la gente caminando libremente. Cuando tomo una taza de café y veo a personas con un puro en la mano, me recuerda a la madre patria”.

Cuando llego a la estatua de José Martí—poeta, periodista y revolucionario que luchó por la independencia de España—que se encuentra cerca del Club Cubano de Ybor, me acuerdo de mi reciente visita a Cuba y de mi propia herencia cultural. Ver el país donde nació mi madre, un lugar del que había escuchado tantas historias mientras crecía, fue para mí un viaje largamente añorado. Pude conocer, y además explorar, una tierra en donde tenía raíces y conexiones. Los inmigrantes que vienen a Tampa Bay también pueden reconectarse con su cultura e historia en Ciudad de Ybor.

Con la relajación de las restricciones de viajar de los Estados Unidos a Cuba, incluyendo vuelos comerciales sin escalas entre Tampa Bay y La Habana, espero que las conexiones entre Tampa Bay y Cuba se tornen aun más fuertes.

Explore usted mismo un pedazo de Cuba en Tampa Bay

La influencia (de Cuba) puede verse—y sentirse—por toda esta área en la comida, la arquitectura, la historia y la herencia cultural, e incluso en los apellidos de las generaciones de descendientes de los residentes originales.

Viva Ybor

Si es hora de comer y no ha estado aún en el Columbia Restaurant, visítelo. Abarcando una cuadra completa de la ciudad (incluso hay una excursión a pie por las instalaciones), el Columbia está adornado con fotografías y artículos de periódico en sus paredes, con palmeras interiores y fuentes que contribuyen a sus vibraciones de la costa de Florida. El restaurante abrió sus puertas en 1905 y, siendo el restaurante más antiguo de Florida, continúa sirviendo su receta original del sándwich cubano y otros platos tradicionales de la cocina cubana, como el bistec de palomilla y la ropa vieja (carne mechada).

Explore usted mismo un pedazo de Cuba en Tampa Bay

La influencia (de Cuba) puede verse—y sentirse—por toda esta área en la comida, la arquitectura, la historia y la herencia cultural, e incluso en los apellidos de las generaciones de descendientes de los residentes originales.

Me decidí a cenar aquí después de un día de deambular y reflexionar. Richard Gonzmart, cuya familia ha sido dueña del restaurante desde que abrió sus puertas, refleja los sentimientos que he escuchado de otros en la comunidad cubana de Tampa Bay: “La influencia (de Cuba) puede verse—y sentirse—por toda esta área en la comida, la arquitectura, la historia y la herencia cultural, e incluso en los apellidos de las generaciones de descendientes de los residentes originales ”.

Cuando regreso a mi vehículo, sé que me voy después de sentir los lazos de Tampa Bay con Cuba y su comunidad cubana—mi comunidad. Es el mismo sentimiento que recuerdo después de dejar La Habana: No hay lugar como el hogar.

Explore usted mismo un pedazo de Cuba en Tampa Bay.